Autora: Fernanda Chazan

    Acerca del libro: Santiago es un niño de ocho años que se muda a Buenos Aires con sus padres luego de la muerte de su abuela. Una muerte bastante rara, por cierto. Porque al contrario de lo que él pensaba hasta entonces, no todos se mueren y listo, chau, adiós. Hay gente que se va muriendo de a poco, cada día más. Gente que pierde la memoria, los sentidos, las ideas… y solo después, pierde la vida. ¿Cómo puede un niño transitar la degradación mental de un ser querido afectado por la enfermedad del Alzheimer? A la abuela la agarró el alemán narra la aceptación de la pérdida desde la mirada infantil. Porque, a veces, a los que perdemos de a poquito los extrañamos más que a los que perdemos de la noche a la mañana.

    Fragmento del libro: “Antes que la abuela fuera al hospital, nunca me habían dicho cómo funciona eso de morirse. La maestra nos dijo que la gente se muere y va al cielo. Pero si mi abuela ni siquiera se acordaba el camino de la sala a la cocina, ¿cómo podría irse sola del hospital al cielo? ¿El camino tendrá indicaciones especiales para los enfermos de Alzheimer?”

    A la abuela la agarró el alemán - Fernanda Chazan (DIGITAL)

    $507,00

    10% de descuento pagando por transferencia bancaria

    Ver formas de pago

    Autora: Fernanda Chazan

    Acerca del libro: Santiago es un niño de ocho años que se muda a Buenos Aires con sus padres luego de la muerte de su abuela. Una muerte bastante rara, por cierto. Porque al contrario de lo que él pensaba hasta entonces, no todos se mueren y listo, chau, adiós. Hay gente que se va muriendo de a poco, cada día más. Gente que pierde la memoria, los sentidos, las ideas… y solo después, pierde la vida. ¿Cómo puede un niño transitar la degradación mental de un ser querido afectado por la enfermedad del Alzheimer? A la abuela la agarró el alemán narra la aceptación de la pérdida desde la mirada infantil. Porque, a veces, a los que perdemos de a poquito los extrañamos más que a los que perdemos de la noche a la mañana.

    Fragmento del libro: “Antes que la abuela fuera al hospital, nunca me habían dicho cómo funciona eso de morirse. La maestra nos dijo que la gente se muere y va al cielo. Pero si mi abuela ni siquiera se acordaba el camino de la sala a la cocina, ¿cómo podría irse sola del hospital al cielo? ¿El camino tendrá indicaciones especiales para los enfermos de Alzheimer?”

    Mi carrito