Para abonar con moneda extranjera, ingresar a https://www.paypal.com/paypalme/ninapezediciones , abonar USD 12,00.- y enviar el comprobante del pago a ventasninapezediciones@gmail.com

    Envíos a todo el mundo.


    “Quiero parir sin anestesia y tener un parto natural, como cualquier hembra”, dice una actriz en la tapa de una revista.

    “Fue un parto animal, de treinta y seis horas”, revela una modelo en televisión. Parir como hembra, obedecer como mujer es un ensayo feminista que desconfía de los nuevos discursos sobre parto y maternidad que nombran hembra a la mujer y declaran que la naturaleza sabe, el instinto manda y la biología determina.

    ¿Garantizan una mejora de las condiciones de embarazo y parto? ¿Comprenden la libertad de decisión sobre el propio cuerpo? ¿Desenmascaran el imperativo social de la maternidad impuesto a las mujeres y les dan vía libre para decidir? ¿Promueven un equilibrio en las responsabilidades de madres y padres? ¿Reconocen la diversidad de maternidades, paternidades y modelos de familia?



    La mujer (ya madre, aún no madre o nunca madre, da igual) es, y ha sido, reclusa de la maternidad. La mujer animalizada, la mujer concebida como hembra, no viene a liberarla —como promete— a la naturaleza, más bien convierte la celda en jaula y la confina tras los barrotes del Zoo. 

    ¿Cómo podría una hembra decir que no? 

    Parir como hembra, obedecer como mujer - Martina Renzi

    $600,00

    Ver formas de pago

    Debido a la situación de cuarentena total en el país, los tiempos previstos de entrega pueden sufrir demoras. No hacemos entregas en persona. Los envíos por OCA se realizan los días viernes.

    Calculá el costo de envío

    Para abonar con moneda extranjera, ingresar a https://www.paypal.com/paypalme/ninapezediciones , abonar USD 12,00.- y enviar el comprobante del pago a ventasninapezediciones@gmail.com

    Envíos a todo el mundo.


    “Quiero parir sin anestesia y tener un parto natural, como cualquier hembra”, dice una actriz en la tapa de una revista.

    “Fue un parto animal, de treinta y seis horas”, revela una modelo en televisión. Parir como hembra, obedecer como mujer es un ensayo feminista que desconfía de los nuevos discursos sobre parto y maternidad que nombran hembra a la mujer y declaran que la naturaleza sabe, el instinto manda y la biología determina.

    ¿Garantizan una mejora de las condiciones de embarazo y parto? ¿Comprenden la libertad de decisión sobre el propio cuerpo? ¿Desenmascaran el imperativo social de la maternidad impuesto a las mujeres y les dan vía libre para decidir? ¿Promueven un equilibrio en las responsabilidades de madres y padres? ¿Reconocen la diversidad de maternidades, paternidades y modelos de familia?



    La mujer (ya madre, aún no madre o nunca madre, da igual) es, y ha sido, reclusa de la maternidad. La mujer animalizada, la mujer concebida como hembra, no viene a liberarla —como promete— a la naturaleza, más bien convierte la celda en jaula y la confina tras los barrotes del Zoo. 

    ¿Cómo podría una hembra decir que no? 

    Mi carrito