Para abonar con moneda extranjera, ingresar a https://www.paypal.com/paypalme/ninapezediciones , abonar USD 12,00.- y enviar el comprobante del pago a ventasninapezediciones@gmail.com

    Envíos a todo el mundo.



    En el barrio nadie es quien parece ser: están, pero no son. Las historias develan una infinidad de mundos interiores complejos y solapados en una única realidad exterior que les es ajena o alienante. Todos conviven, se saludan, se observan, pero en la soledad de la intimidad o el silencio de sus pensamientos todos son monstruos, héroes o seres indefensos. Desde lo crudo y lo real, pasando por lo fantástico y el microrrelato, la autora nos deja espiar lo más profundo de personajes periféricos tan diversos como fascinantes.




    Leandro siente que el corazón le late tan fuerte 

    que le aporrea las sienes, 

    tiene todos los sentidos amplificados: huele todo, 

    oye todo, ve todo. 

    La sargento le hace señas para que se ubique 

    y cubra unos compañeros. 

    Asiente levemente con la cabeza y se ubica. 

    Sus compañeros avanzan y, antes de poder decir las palabras que los habilitan a irrumpir, 

    se oye un disparo y empieza una balacera. 

    Ya nunca me verás como me vieras - Valeria Verona

    $978,00

    13% de descuento pagando por transferencia bancaria

    Ver formas de pago

    Calculá el costo de envío

    Para abonar con moneda extranjera, ingresar a https://www.paypal.com/paypalme/ninapezediciones , abonar USD 12,00.- y enviar el comprobante del pago a ventasninapezediciones@gmail.com

    Envíos a todo el mundo.



    En el barrio nadie es quien parece ser: están, pero no son. Las historias develan una infinidad de mundos interiores complejos y solapados en una única realidad exterior que les es ajena o alienante. Todos conviven, se saludan, se observan, pero en la soledad de la intimidad o el silencio de sus pensamientos todos son monstruos, héroes o seres indefensos. Desde lo crudo y lo real, pasando por lo fantástico y el microrrelato, la autora nos deja espiar lo más profundo de personajes periféricos tan diversos como fascinantes.




    Leandro siente que el corazón le late tan fuerte 

    que le aporrea las sienes, 

    tiene todos los sentidos amplificados: huele todo, 

    oye todo, ve todo. 

    La sargento le hace señas para que se ubique 

    y cubra unos compañeros. 

    Asiente levemente con la cabeza y se ubica. 

    Sus compañeros avanzan y, antes de poder decir las palabras que los habilitan a irrumpir, 

    se oye un disparo y empieza una balacera. 

    Mi carrito